Masterización, ¿por qué?

Agencia 360º

Masterización, ¿por qué?

febrero 26, 2019 Blog 0

La masterización es un proceso que muchas personas ven como imposible o inalcanzable para hacerlo bien.

Queremos contaros lo que es y no es la masterización, o mastering. Y, por qué es importante saberlo para darle una calidad final a tu producción.

En nuestro home studio ubicado en la ciudad de Toledo capital os ofrecemos un excelente trabajo de edición y masterización.

Masterizar es el procedimiento final donde tus mezclas se preparan para la distribución, unificando el sonido de una mezcla estéreo para mantener cierta consistencia y calidad.

Es trabajo del ingeniero de masterización es asegurarse que la música sea ecualizada y procesada de tal manera que la mezcla se traduzca a el mayor rango de sistemas de reproducción de audio.

Dentro de un álbum, la masterización sirve para darle esa consistencia en el volumen y el color a las canciones, para que tengan un mismo efecto sonoro en los oyentes.

También existe cierto tipo de masterización especial para las plataformas, pues los volúmenes y el tipo de compresión es un poco diferente en las nuevas plataformas de distribución digital.

Errores comunes de la masterización

Mucha gente comete el error de pensar que saber mezclar es lo mismo que saber masterizar, sin embargo es un rotundo error, debido a que es un proceso completamente diferente y que tiene sus propias metodologías y técnicas.

Para saber masterizar se necesita muchísima experiencia y horas de práctica, es todo un arte que debe aprenderse y tratarse como tal para conseguir los mejores resultados.

  • La masterización no es poner un limitado al final del Master Fader y subir el volumen.
  • La masterización nunca va a poder hacer que una mala mezcla suene bien. Eso es imposible. ¡Sería un milagro!
  • La masterización no es ajustar el balance de frecuencias de ciertos instrumentos en la mezcla, al contrario la masterización se encarga de un balance de frecuencias de la canción total.

La mezcla y el mastering son las dos últimas etapas de una producción musical completa, y se les puede considerar un arte.

Se realizan una vez terminada la fase de grabación, con el fin de examinar, perfeccionar y pulir todos los detalles y posibles mejoras en tu canción.

Mezcla y mastering son procesos de edición de audio que se complementan entre sí.

Con el mastering se llevan a cabo una serie de tareas:

  • Correcciones en el audio: Clicks, pops, ticks, seseos, ruidos Hiss o Humm y ruidos aleatorios.
  • Edición: Se eliminan o sustituyen defectos en ciertas partes de la canción, así como, se modifican las secciones y estructura de la misma, para crear nuevas versiones.
  • Ajustes de dinámica y ecualización: Estos procesos de EQ y compresión se realizan de forma sutil, ya que no se aplican pista por pista, sino a toda la canción, por lo que, los retoques son más evidentes.
  • Ajuste de niveles: Se aplica limitación y maximización, para lograr así un ajuste de nivel de volumen aceptable comercialmente, es decir, para ser reproducido sin problemas a través de la radio, TV, dispositivos electrónicos, etcétera.
  • Aplicación de fundidos: Fade in y fade out, con la finalidad de comenzar o terminar tu canción de forma progresiva.
  • Dithering: Es el proceso en el cual se aplica un ruido a muy bajo nivel, cuyo objetivo es bajar una resolución alta de bits a otra más baja. Generalmente se trabaja a 24 bit, ya que ofrece una mayor resolución. Al final del master, cuando no hay que procesar nada más, se reducen los 24 bit a 16 bit mediante el dither.
  • Inserción de los códigos PQ: Con el fin de añadirle al álbum, información sobre la duración, comienzo y final de cada una de sus pistas, así como el índice de los títulos.
  • Aplicación de los códigos ISRC: Como los datos necesarios para la identificación de la obra.

El mejor mastering es aquel donde no haya que retocar prácticamente nada de la mezcla. Menos es más. Pero no siempre es posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *